Usuario  Clave   
  Inicio   Añadir a favoritos Animales en adopción: 161  Animales adoptados: 2536 
Llámenos al 91 846 75 40 
  
¿Qué es CIAAM?
Como contactar
Localización

CIAAM
Adopciones urgentes
Animales en adopción
Requisitos para adoptar
Otros centros

Identificación animal
Cuidados
Asistencia veterinaria
Vacunación
Desparasitación
Otros
Enfermedades comunes
Control de natalidad
Seguro R. Civil
Perros potencialmente       peligrosos
Licencia
Registro
Pasaporte
Consejos elegir mascota
Denunciar el maltrato
Preguntas frecuentes

Ley 50/1999
Real Decreto 287/2002
Ley 1/1990
Ley 1/2000
Decreto 44/1991
Decreto 176/1997
Decreto 30/2003
Orden 11/1993
Orden 162/2000
RESOLUCIÓN de 13 de marzo de 2014 (Campaña Oficial de Vacunación Antirrábica e Identificación Individual)

Orden 4974/2009

Identificación animal

Las competencias en identificación animal están transferidas en el caso español, por lo que son las distintas Comunidades Autónomas las encargadas de regularla.

La Comunidad de Madrid fue la pionera en hacer obligatoria la identificación de perros y gatos, ya que la normativa de identificación fue publicada hace más de 10 años; con posterioridad y de forma paulatina, otras Comunidades fueron tomando este modelo y regulando la identificación, y así también existen bases de datos oficiales en País Vasco, Navarra, Comunidad Valenciana, Cataluña, Murcia, La Rioja, Galicia, Andalucía, Asturias, Castilla La Mancha, etc.

En la Comunidad de Madrid la identificación es obligatoria por Ley para perros y gatos desde los tres meses de edad y se aceptan dos sistemas de identificación, el conocido “microchip” que se inyecta bajo la piel en el lado izquierdo del cuello y los tatuajes que utilizan códigos oficiales, realizados en la oreja o cara interna del muslo. En ambos casos el registro en la base de datos se realiza mediante un código alfanumérico (combinación de números y letras) que lleva incorporado el microchip o que suministra la base de datos (RIAC) para poder tatuarlo y evitar así su duplicidad.

Sin lugar a dudas es mucho más utilizado el chip que el tatuaje estando este último en claro retroceso. El chip es inocuo, prácticamente indoloro, puede inocularse a cachorros de muy corta edad, dura toda la vida y no pueden falsearse los datos. Su único inconveniente podría ser el que su lectura no es directa, precisándose un "lector", pero ya no es ningún problema, al tener estos lectores disponibles en todas las clínicas veterinarias, autoridades (SEPRONA), protectoras de animales y centros municipales de recogida de animales.

Cuando un perro o gato entra a formar parte de la familia, su propietario debe dirigirse a un veterinario para que proceda a la implantación del microchip. Es importantísimo que los datos proporcionados al veterinario sean totalmente exactos, ya que estos serán los que se registrarán en la base de datos y los que se utilizarán en caso de pérdida del animal. Debe recordar comunicar vía su veterinario o directamente a la base de datos (91-5645459) cualquier cambio de domicilio o de teléfono para facilitar la rápida recuperación de los animales.

Si el animal pasa a estar bajo la tutela de otra persona, es fundamental y obligatorio legalmente realizar el cambio de titularidad vía un veterinario, firmando los impresos correspondientes, para que figure el cambio de titular en la base de datos, ya que, a todos los efectos legales el propietario del animal será el que figure en esta base de datos, y por tanto el responsable de cualquier daño que pueda causar (accidentes, presunto abandono..), incluso cuando ya no esté bajo su tutela.

Las ventajas de la identificación son la localización de los propietarios de animales perdidos, el control sanitario de los animales, la prevención de robos y, especialmente en un tema para el que la mayoría estamos fuertemente sensibilizados, evitar los abandonos de los animales.

La identificación es una gran arma para evitar el abandono, ya que existe legislación que castiga con sanciones de importante cuantía a la persona que abandona o maltrata un animal, pero la única forma de probar quién es el propietario y por tanto, responsable legal de un animal, es la identificación que liga al animal y al propietario.

El Registro de Identificación de Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid (RIAC) está ubicado en el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid, y en él están recogidos todos los datos de los animales registrados y de sus propietarios. Ante la pérdida de un animal, el propietario debe llamar a comunicarlo al teléfono 91.564.54.59.

Asimismo, si una persona encuentra un animal perdido, debe dirigirse a cualquier veterinario, que leerá gratuitamente la identificación del animal, y llamará a este mismo teléfono para poder localizar a su propietario. En la Comunidad de Madrid, más del 80% de los animales perdidos y denunciados, son encontrados gracias a este proceso de localización.

 

 

 


©Copyright 2005 C.I.A.A.M. Comunidad de Madrid | Aviso Legal |

www.madrid.org
Con la colaboración de: