Usuario  Clave   
  Inicio   Añadir a favoritos Animales en adopción: 185  Animales adoptados: 2457 
Llámenos al 91 846 75 40 
  
¿Qué es CIAAM?
Como contactar
Localización

CIAAM
Adopciones urgentes
Animales en adopción
Requisitos para adoptar
Otros centros

Identificación animal
Cuidados
Asistencia veterinaria
Vacunación
Desparasitación
Otros
Enfermedades comunes
Control de natalidad
Seguro R. Civil
Perros potencialmente       peligrosos
Licencia
Registro
Pasaporte
Consejos elegir mascota
Denunciar el maltrato
Preguntas frecuentes

Ley 50/1999
Real Decreto 287/2002
Ley 1/1990
Ley 1/2000
Decreto 44/1991
Decreto 176/1997
Decreto 30/2003
Orden 11/1993
Orden 162/2000
RESOLUCIÓN de 13 de marzo de 2014 (Campaña Oficial de Vacunación Antirrábica e Identificación Individual)

Orden 4974/2009

Cuidados a los animales


ALIMENTACIÓN

Es muy importante para mantener la salud de nuestros animales que ingieran una dieta equilibrada: la que satisface sus necesidades energéticas y proporciona los nutrientes adecuados.

Lo ideal es que consuman alimento seco, adaptado a cada etapa de crecimiento y a cada necesidad.

Los requerimientos energéticos varían en función de:

  • Edad, raza, sexo
  • Nivel de actividad
  • Estatus reproductivo
  • Ambiente
  • Estado de salud o enfermedad

 

HIGIENE

BAÑOS: El perro debe estar limpio en todo momento pues convive con nosotros, la mejor manera de mantener su higiene sin alterar su piel es el cepillado diario. La frecuencia del baño dependerá de las necesidades en función de raza, tipo de pelo, alguna patología en piel, en general no deberá ser inferior a un mes (unos quince días en algunas razas de pelo largo).

CEPILLADO: Hay que acostumbrarlo desde pequeño, la frecuencia dependerá del tipo de pelo pero podemos hacerlo todos los días.

OÍDOS: Hay productos específicos, se echan en el conducto, se masajea y se limpia el oído con una gasa.

 

BOCA: Muy importante en cachorros de raza pequeña que tienen mayor tendencia a acumular sarro. Importante dar una dieta a base de pienso, revisiones periódicas en el veterinario y por que no, un cepillado de dientes con productos específicos cada cierto tiempo. Todo es cuestión de acostumbrarlos. Si ya existe acúmulo de sarro, hay que hacer una limpieza dental en el veterinario.

UÑAS: En perros que no desgasten bien hay que cortarlas, sobre todo las de los espolones.

EDUCACIÓN

Los perros son animales sociales y jerárquicos, por este motivo perro necesitan, desde cachorros, conocer y asumir su "puesto" dentro de la manada (su familia humana).

El comportamiento de los perros es una combinación de instinto y aprendizaje. Los perros aprenden por el método de "ensayo y error". Una conducta reforzada positivamente tiende a repetirse y una conducta no reforzada tiende a desaparecer. Ellos hacen algo y si el resultado es agradable para ellos, tenderán a repetir la acción - si el resultado es desagradable probablemente no la repetirán.

La utilización de refuerzos positivos (premios, caricias, juegos, comida…) es fundamental para enseñar a tu perro a comportarse de manera adecuada


SOCIALIZACIÓN

La socialización de cachorros es la base fundamental para el desarrollo de un temperamento sano en el perro. La etapa crítica de socialización se extiende más o menos desde las 3-4 semanas a las 12-14 semanas de vida.

Esta socialización se tiene que llevar a cabo con personas de todas las edades, otros animales y por supuesto con otros perros. La razón más importante para fomentar el juego entre cachorros es practicar la comunicación canina.

También tenemos que enseñar y familiarizar a nuestros cachorros con situaciones "menos agradables" para la raza canina. Por ejemplo, les habituaremos al manejo y los exámenes físicos que serán necesarios en la vida del perro. Es en los primeros meses de vida del cachorro cuando podemos enseñarle no sólo a tolerar si no a disfrutar de este contacto físico con sus dueños y otros humanos.

Un cachorro es totalmente capaz de aprender todas las conductas de la obediencia básica. Es importante enseñarle desde un principio las normas de convivencia que queremos que respete también de adulto.

 

EDUCACIÓN BASICA

Se debe tratar al cachorro con cariño, pero también con firmeza y siendo consecuentes. No debe permitírsele nunca hacer aquello que no se va a permitir en su vida adulta, hay que ser inflexible en esto, de lo contrario se convertirá en un animal caprichoso.

Un perro bien educado y bajo control no produce problemas, y se convierte en un animal que da grandes satisfacciones. Alabe y acaricie a su perro siempre que haga algo bien, incluso puede darle algo de comer como premio. Ríñale siempre que haga algo malo con un fuerte "NO". Si el "NO" no resulta suficiente como corrección (no le impresiona) deberá ir acompañado de algo más contundente como un tirón seco de la correa. Es muy importante que tanto las alabanzas como correcciones sean hechas en el momento exacto de la acción. Justo en el momento de la acción y no minutos o tan siquiera segundos después, porque el cachorro ya no las asociará.

A todos los cachorros les gusta mordisquear cosas, incluyendo las mangas, pantalón, mano, etc. Cuando haga esto ríñale seriamente con un "NO" y ofrézcale inmediatamente una alternativa aceptable a la que dirigir sus deseos de mordisquear: un juguete, un mordedor, etc, evitará accidentes indeseables.

Acostumbre a su cachorro a que le permita a Vd. todo tipo de manipulaciones: cogerlo en brazos, sujetar una pata, sujetar su cabeza, examinar su boca, etc. Es normal que al principio forcejee y proteste, pero debe ser firme y no desistir hasta que se calme y ceda.

 

 


©Copyright 2005 C.I.A.A.M. Comunidad de Madrid | Aviso Legal |

www.madrid.org
Con la colaboración de: